Lo Que Encontraron en el Último Bote del Titanic es Escalofriante. Aun No Se Lo Explican

> Mostrar Vídeo: "Lo Que Encontraron en el Último Bote del Titanic es Escalofriante. Aun No Se Lo Explican" <
PUBLICIDAD

Una de las tragedias más conocidas en la humanidad fue la ocurrida el 15 de abril de 1912, cuando el hasta ese entonces más grande barco construido jamás hacía su primer viaje, desde Estados Unidos hasta Europa, y naufragaba por chocar con un enorme iceberg que nadie pudo ver a tiempo.

Eso ya lo sabemos casi a detalle, pero lo que no, y que sigue causando escalofríos a quienes lo conocen, es lo que fue encontrado en el último barco de escape del Titanic.

Un mes después de la tragedia, la embarcación RMS Oceanic, pudo divisar un barco perdido en el mar. Se trataba de uno de los barcos que el Titanic llevaba para escapar en caso de una emergencia, los cuales eran insuficientes, pero en los cuales se salvaron muchas vidas.

Era extraño, porque el barco estaba en un área muy alejada de lo ocurrido. Demasiado, ya que eran 320 kilómetros de distancia. No había nadie dentro del bote, o al menos no se veía nadie desde el RMS Oceanic, así que mandaron un pequeño bote con 8 tripulantes a mirar de cerca. Estaban a 100 metros de él. Cuando miraron el bote salvavidas de cerca simplemente quedaron impactados.

PUBLICIDAD

Resultó que si habían 3 personas dentro, pero sin vida, dos de ellos bomberos con uniformes. El otro era el cuerpo de Thomson Beattle, un joven de 37 años bastante adinerado. Era uno de los que viajaba en primera clase. Estaba vestido de gala.

Trataron de sacarlos, pero al jalarlos de los brazos estos se les desprendieron del cuerpo. Debieron cubrirlos en lonas para poder entonces sacarlos. Decidieron aventar los cuerpos al mar al no haber mucho qué hacer con ellos, en una especie de ceremonia marítima.

El bote era el Collapsible Boat A, un bote salvavidas del Titanic, el último en ser tomado del Titanic. Se suponía que debió ser abordado por 30 personas, de las cuales no se encontraron más que esos tres cuerpos. Nadie puede explicar qué pasó con ellas, y cómo un joven tan adinerado se las arregló para quedarse al final solo con él, y la protección de dos bomberos. Será uno de los muchos misterios que dejó el Titanic y su tragedia.

PUBLICIDAD